lunes, 28 de enero de 2013

Estaba jodidamente loca pero era libre.


Rebuscó en su bolsillo nerviosa hasta que consiguió encontrar el mechero.  Se encendió un cigarrillo y no aguantó más.
Es difícil contener las lágrimas cuando se te desborda el alma. Es difícil no mirar ilusamente al cielo en busca de respuestas. ¿Por qué siempre pasa algo que lo arruina todo? ¿Es que no nos merecemos la felicidad? ¿Por qué elegimos siempre la opción incorrecta?
Mierda.
Hay días que decides buscar el lado bueno de las cosas. Comienzas a creer que todo pasa por alguna razón. Pero, mierda, hay otros que todo lo que ven tus ojos es una cueva de cuatro paredes que te engulle. Odiar tu pasado y algunas de tus decisiones es parte del ciclo- eso dicen.

Estaba en la azotea mirando el cielo. Le causaba fascinación y, a la vez, le hacía parecer una idiota. Con los ojos ahogados no podía distinguir las estrellas. Y mejor, porque eran deprimentes. Las estrellas eran personas que habían muerto y las cuales tenían para sus seres queridos eso... forma de astro. No sabía a quién se le había ocurrido esa pésima idea; ya no podía mirar hacia arriba sonriendo.
 Y claro, luego estaba la luna. La luna llena. Estaba allí como una de esas bailarinas con demasiada confianza en si misma, esas de lunar encima del labio y sonrisa de infarto. Esas de piernas kilométricas pero... esas de las malas, de las cabronas que se hacen respetar. Y allí estaba, mirándola como diciendo: "Yo sólo salgo por las noches y a mi no me llaman puta".
Entendió que ese fue su problema. Ser de las que bebe cerveza del botellín. De las de pelo enredado y risa fácil, pero de lágrima aún más. De las que se cree cualquier cosa si se la dicen sonteniéndole la mirada. De las que perdona. De las que entiende que ese es su puto problema y de que quiere vivir más de noche que de día. Una de esas que le importa una mierda que la llamen puta si ese es el precio que tiene que pagar por ser, simplemente, libre.

1 comentario:

Sam Buug dijo...

Gracias por pasarte y dejarme un saludo entre sonrisas. Nos leemos ;)