domingo, 13 de junio de 2010

Eres humano ¿que esperabas?

Una servidora, esnifaba hasta tus rítmicos parpadeos. Por no saber, yo no sabia ni que tú me esperabas. Ya no vengo a convencerte. No voy a convencerte. Te robaré besos con sabor a caramelo, a vodka caramelo. Me prestarás abrazos para saciar mis ganas de arder. Mis ganas de fundirme en tu fuego, en tu cuerpo. Nos comeremos hasta el alma, nos beberemos hasta la razón.¿Te lo he dicho? Que ya no vengo a convencerte, porque no hará falta. Es una batalla perdida. El deseo gana. Hagas lo que hagas, gana. 
Antes, ahora y siempre.

9 comentarios:

Lo dijo...

Ummmmm...el deseo, claro que sí!!
Ay! eso de besos de vodka caramelo suena demasiado bien :)

un besazo!!

Espérame en Siberia dijo...

Y por los siglos de los siglos.

Vane_19_26 dijo...

Que la razón sobra muchas veces
:)

(H)ada dijo...

Que suerte que te inspire la luna, no la culpes ;). Me gusta tu texto, me recuerda a la canción de Pablo Moro "Vozka y caramelos" no sé si la conoces pero es muy buena o por lo menos a mi me gusta mucho, te la recomiendo si no la has oido aún. Te sigo, un saludo!! :)

La chica de las sonrisas dijo...

El deseo siempre es más fuerte que cualquier negación.
Me ha encantado!

Pintamonadas dijo...

Amén.

(:

genial, somos animales, somos instinto y deseo.

Li..* dijo...

El deseo gana casi siempre..

Jorgelina dijo...

genial!!

rOo RAMONE dijo...

:D voy de acuerdo.


Un beso