miércoles, 17 de octubre de 2012

LOVE

Todos empezamos relaciones sin saber qué nos depararán. Algunos buscan inspiración, que les llenen ese huequecito que no son capaces de cubrir por si mismos. Otros buscan distracción, personas que sean capaces de hacerles olvidar su pasado. Los hay que sólo quieren ser conocidos, pasan de conocer, aunque en realidad disimulan genial. He conocido también a gente que hace que a los demás les piten los oídos sin ni si quiera conocer su nombre. Pero, ¿sabes?, todos ellos comienzan relaciones sin darse cuenta del todo de lo que eso conlleva. Sin ser conscientes de que dentro de unos meses el chico desconocido que te sonríe desde el otro lado de la barra te romperá el corazón, o que una madrugada esa chica a la que ahora le pides un mechero te llamará para que la salves de apuros......
Al principio todo es genial, ¿verdad?. Todo son risas. Todo el mundo intenta ser amable para causar buena impresión. Creo que, a veces, hasta tratamos mejor a gente que acabamos de conocer que a otra que lleva más tiempo en nuestra vida. No me preguntéis porqué. ¿Sentimiento de compromiso?¿Miedo a quedar cómo un estúpido? No sé...Un sinsentido. 
Luego, con el tiempo, vas descubriendo los más y los menos. Toda persona es como una montaña rusa, eso está claro. Nadie es todo el tiempo simpático, ni bromista, ni amable, ni generoso. De hecho la mayor parte del tiempo nadie lo es. Y con el paso de los años y los daños... menos. Y ahí entras tú. En ese preciso instante es cuando tú decides quien se queda y quien se larga. Quien se larga para siempre (¿o quizás no?) Todos empezamos relaciones sin saber qué nos depararán. Eso es cierto. Pero lo peor, sin duda alguna, es cuando deparan en (des)amor.

La palabra amor me pareció siempre una de esas palabras enormemente subjetivas, brutalmente personales. De hecho, mucha gente pregunta: "¿Qué se siente cuando te enamoras?" o "¿Cómo sabes si estás enamorado?". Y luego viene la parte divertida, la más clara de todas las contestaciones: "No se puede explicar. Cuando estés enamorado, lo sabrás". 

Estoy aquí pensando y creo que no hay definición para el amor. Simplemente AMOR es lo que tú quieras que sea, significa lo que tú quieras que signifique. Amor es tumbarte en la hierba y entrelazarla con tus dedos. Amor es quitarte los tacones un sábado de madrugada al llegar a casa. Amor es que mi padre me despierte a besos y también meterme en la cama en invierno y que mis pies rocen el calor de las mantas. Amor es ver un atardecer rosado y bailar como loca con mis amigas una noche interminable. Amor es verle sonreír y ,desde luego, la lasaña de mi madre. Amor es terminar un trabajo después de horas de esfuerzo y tomar un capuchino caliente con nata montada. Amor es escribir y también llorar con una bonita canción. Amor es quedarte aguantando el huracán con las personas que quieres. Y si... amor es quererlas por ser como realmente son, no como tú esperabas que fueran. 




PD: Definitivamente no estamos listos para dejar marchar a las personas que queremos. 

1 comentario:

Alguien con miedo. dijo...

Amor es leer lo que acabas de escribir ;)