martes, 12 de abril de 2011

I would have you by my side.

Ahora todo lo que recuerdo es ese instante. Fueron algunos segundos, ni si quiera un minuto, pero ahora son mis noches en vela. Nunca me he arrepentido de nada de lo que he hecho, pues si lo hice por algo sería pero... retrocedería en el tiempo. En ese momento me paralicé, mi mente se quedó bloqueada; me pilló desprevenida. En realidad si que me lo esperaba, no podía acabar de otra manera, pero ni si quiera cuando pasó fui completamente consciente de ello. Retrocedería en el tiempo y disfrutaría, me dejaría llevar. Hubiese transformado esos segundos en horas y esa noche, te hubiese querido. Retrocedería en el tiempo porque ahora ya te pierdo; ya se acabó el cuento. ¿ Sabéis de lo que hablo?. Siento impotencia, quiero que te acerques y en un descuido agarrarte fuerte, fuerte. Siento impotencia, has cambiado de idea y con la excusa de siempre me has dejado aquí. Bajo la ducha. Con mis problemas golpeando en mi cara y mi orgullo llorando, pero a escondidas, camuflándose entre las gotas de agua. Y en un pestañeo caigo en la cuenta de que eres un tsunami, que lo has arrasado todo.Y sin querer, o queriendo un poco,me arrasas; nos arrasas.

Así todo, me estoy acostumbrando. Lo nuestro es así; un paso adelante y dos atrás.

3 comentarios:

Coleccionista de sueños imposibles dijo...

Quiza sea él quien se arrepiente de lo que hizo, de ahí el paso adelante y los dos atras...

Claudia dijo...

Es precioso.
Yo diría: viajar al pasado, estructurar el presente y crear el fututo.

Miss Carrousel dijo...

Vale, tengo que decirlo.
Hoy mismo he tenido un día un poco loco/desesperante y me ha dado por escribir unas cositas acerca de algo que me pasó hace poco. ¡La esencia se parece tanto a este texto! Tal vez no vaya en la misma línea ni se parezca en nada, pero la verdad que me ha recordado a todo lo que he estado pensando hoy. Lo cierto es que me ha dolido un poco leer tu entrada, pero he de decir que es preciosa. Es triste y duele, pero qué narices! al fin y al cabo eso es lo que nos gusta.

Espero que al menos tu historia haya terminado mejor que la mía, en fin.

Voy a seguir leyendo tus entradas :)