martes, 14 de diciembre de 2010

Di mi nombre, que de tus labios suena más bonito.

Me agobias. Te extraño. Me quieres. Te ignoro. Me dejas mi espacio. Necesito un abrazo; tu abrazo. 
Una llamada perdida. Indirectas. ¡Qué coño, directas!. Confusión, decepción. 
Y ahora qué, ¿quieres un café?. Te pierdes en mis ojos. Yo en tus halagos. Y aún no se por qué. 
Te miro. Me miras. Te esquivo. Me agarras. Suspiro. Ya sabes que hoy soy tuya, mañana..mañana ya veré. 

Te escribo esta mierda sabiendo que se la escribo al aire pues tú no llegaras a leerlo jamás. Sólo quiero hablar conmigo misma, saber que estoy bien aunque todo vaya mal.

Bipolaridad elevada al cubo por infinito más cuarenta y cuatro.

6 comentarios:

MissFriday. dijo...

Me gusta tu bipolaridad
http://solocalanlosbesos.blogspot.com/

MissFriday. dijo...

Me gusta tu bipolaridad
http://solocalanlosbesos.blogspot.com/

Coleccionista de sueños imposibles dijo...

En el amor y en la vida todo es una locura, la bipolaridad sólo es una más.

Sam Buug dijo...

Y son situaciones que nos llevan a ser locos por el mundo ;)
un besazo!

bels dijo...

precioso texto, me encanta el blog

echale un vistazo al mio si quieres


http://bels-summerswing.blogspot.com/


besos

Claudia dijo...

Me caracterizo contigo, hago lo mismo, no sé lo que quiero, nosé lo que deseo.
Sé que si yo paso, el me quiere. Si el pasa, yo le quiero.